Preocupa a empresarios el nuevo etiquetado para alimentos y bebidas azucaradas en México

La Cámara de Diputados aprobó un nuevo sistema de etiquetas para prevenir la mala nutrición, obesidad y diabetes. Desde el Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo ya mostraron su desacuerdo con la medida.

 

En la lucha contra la mala nutrición, la obesidad y diabetes, la Cámara de Diputados aprobó una serie de reformas a la Ley General de Salud en materia de etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas azucaradas, para que la información nutricional sea de fácil comprensión, veraz, directa, sencilla y visible. 

Ante esta medida, que aún debe pasar por el Senado para ser totalmente aprobada, el Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo (ConMéxico), que agrupa a empresas líderes como Bimbo, Coca-Cola y Kellogg´s, entre otras, mostró su descontento y desacuerdo y alegó que evidentemente habrá impactos económicos relacionados con la implementación del etiquetado. 

 

-En México 7 de cada 10 adultos son obesos, lo que coloca al país como el segundo en el mundo con más personas que padecen esta enfermedad-

 

¿Qué modificaciones propone la reforma?

Las reformas a la Ley General de Salud proponen la implementación de una serie de sellos de advertencia con el nivel máximo del contenido energética, azúcares añadidos, grasas saturadas, grasas, sodio y los nutrimentos críticos.

Estas medidas harán que haya un etiquetado frontal que permitan evaluar si la cantidad de un nutrimento crítico es alta o baja de manera rápida y fácil sin la necesidad de realizar operaciones matemáticas, señala el documento. 

Esta nueva forma de presentación de los productos deberá hacerse independientemente de la declaración de ingredientes e información nutricional tradicional. Los “nutrimentos críticos” son aquellos componentes de la alimentación que pueden ser un factor de riesgo de enfermedades crónicas no transmisibles, que serán determinados por la Secretaría de Salud.  

 

“Esperamos que el consumidor tenga mayor información para que tome decisiones correctas. El tema no es dejar de consumir, sino que se adquieran los productos en cantidades y combinaciones correctas"

-Jaime Zabludovsky, presidente del Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo-

 

Jaime Zabludovsky, presidente del Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo, expresó: “Esperamos que el consumidor tenga mayor información para que tome decisiones correctas. El tema no es dejar de consumir, sino que se adquieran los productos en cantidades y combinaciones correctas. Se requiere tener la información para ello, un etiquetado adecuado no debería traducirse en reducciones de consumo”.

 


Sin embargo, la directora del mismo Consejo, Lorena Cerdán, señaló a Forbes México, que la reforma “impactaría en el clima de negocios porque evidentemente este tipo de normatividad es confuso, opaco y no nos da certeza. (...) No simpatizamos con los etiquetados con sellos de advertencia porque no describen al producto, con información contradictoria, no distingue entre el tamaño de la porción. La propuesta de sellos no es transparente, es opaca y oculta información”.

 

“En Chile, ya el 20% de la industria reformuló las etiquetas y ha disminuido un 25% la venta de bebidas gaseosas con azúcar y un 20% en cereales con azúcar”

-Guido Girardi, senador por la República de Chile y autor de la iniciativa Ley de Etiquetado Nutricional-

 

Las nuevas políticas de etiquetado se inspiraron en el caso chileno, que, según Guido Girardi, senador por la República de Chile y autor de la iniciativa Ley de Etiquetado Nutricional y su Publicidad, “en Chile, ya el 20% de la industria reformuló. Lo del sello tiene muy poco tiempo. Recientemente este año entró totalmente en régimen la ley, porque le dimos tres años para llegar a la meta. Ha disminuido un 25% la venta de bebidas gaseosas con azúcar y un 20% en cereales con azúcar”.

A pesar de estos datos contundentes, desde ConMéxico insistieron en que en Chile no había cumplido las expectativas y que era “absurdo colocar tantos sellos porque la gente después de tres años se vuelve indiferente al sello… Evidentemente hay impactos económicos relacionados con la implementación del etiquetado”, reforzó.

En México 7 de cada 10 adultos son obesos, lo que coloca al país como el segundo en el mundo con más personas que padecen esta enfermedad, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

Los cambios propuestos a la ley podrían contribuir a bajar ese índice y mejorar la salud de los mexicanos. La decisión ahora está en manos de la Cámara de Senadores y habrá que esperar un poco más para saber si se implementará o no y cuáles serán las consecuencias.

 

 

 


PEDIDO DE INFORMACIÓN

* Campos Obligatorios